boton llamar ya
boton reservas

Haz un experimento. Coge papel y ponte a escribir qué hacéis tu familia y tú un día cualquiera. Sí, los días rutinarios, entre semana. Esos días de trabajo, estudios, extraescolares, asuntos domésticos, compra…Los días que se viven mirando la hora, para acá y para allá.

Seguramente a todos nos pasa lo mismo y es que, el tiempo que pasamos juntos de verdad, escuchándonos y hablando tranquilamente, paseando relajados o riendo o jugando, es muy escaso.

Las prisas y la cantidad de cosas que tenemos que hacer a diario nos dejan muy poco tiempo para disfrutar de verdad de nuestra familia, de nuestros hijos, de conocernos bien y hablar de lo importante.

Si hay algo que a todos nos apetece, es llegar al fin de semana o tener esos días de vacaciones para aprovecharlos al máximo.

 

Saborear el momento, sin prisa

 

 

 

Algunas veces simplemente nos atrae la idea de no hacer absolutamente nada, parar en seco. Y otras, divertirnos con actividades para toda la familia y crear un recuerdo que nos una, compartir risas, anécdotas graciosas e improvisación.

Sea cual sea el lugar o la actividad, lo importante es estar juntos. De esa forma que no nos permite el día a día como quisiéramos. Estar juntos disfrutándonos y saboreando cada momento.

En eso, somos expertos. Todas las familias maravillosas que han pasado por La Tahona y que nos han felicitado o nos han sugerido nuevas ideas, han ido construyendo una forma de vivir y disfrutar en familia aquí, en Elche de la Sierra. En La Tahona.

Porque eso sí, aquí puedes elegir. En el mismo lugar puedes disfrutar del silencio, de la vida tranquila, de ese desayuno lento, todos juntos alrededor de la mesa, saboreando el pan artesano de nuestras panaderías, los dulces típicos y la miel natural de la comarca.

Puedes pasear con ellos por senderos de una belleza fascinante, cogidos de la mano, disfrutando de aromas y sonidos que solo la sierra te puede regalar.
Escuchar con los ojos cerrados las cascadas y el agua del río, conocer pequeños y acogedores pueblos y sus gentes. Dejarte llevar de paisaje en paisaje, entre montañas. En la naturaleza.

La casa te ayuda a descansar, a desconectar y centrarte en las conversaciones, en el tacto, en las miradas. Podéis tumbaros en los patios a observar las estrellas. Disfrutar del crepitar de las brasas y del aroma del embutido del pueblo.

Y podéis elegir la aventura que recordaréis siempre. Porque todo el deporte y actividades os esperan. Barranquismo, kayak, escalada, vías ferrata, senderismo, espeleología. Dar juntos un paseo a caballo por la comarca, bañaros en las cascadas más bonitas, disfrutar de un gran patrimonio cultural y natural.

Desde aquí podéis ir andando al Mirador de las Estrellas, o al de Amílcar Barca o emprender cualquiera de las rutas de senderismo.

Y en la casa podéis disfrutar de la piscina exterior o de la interior, si hace frío. Tenéis espacio, juegos y todas las comodidades.

El cómo, vosotros lo decidís. El cuándo, depende solo de que pongáis una fecha, un fin de semana o unas vacaciones más largas. Lo importante es que reservéis esos días que os acerquen, os unan de verdad. Unos días para estar juntos en familia y disfrutar juntos de la vida. Nosotros ponemos el lugar, el escenario. Y te aseguramos que no puede ser más bonito.

 

¿Nos vemos en La Tahona?

Pin It on Pinterest

Share This